Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
17 noviembre 2014 1 17 /11 /noviembre /2014 12:21

 

Desde un principio, los españoles buscaron el símbolo de la riqueza en la época: el oro y la plata. Los primeros intentos en las Antillas fueron decepcionantes, pero, tras la conquista del imperio azteca primero, y del inca después, muy pronto se pusieron en explotación grandes minas de plata como Zacatecas en México y Potosí en el Perú. Esta se completaba con la mina de mercurio de Huancavelica, mineral necesario para la amalgama de la plata.

 

La  enorme extracción de metales causó un gran flujo de estos hacia Europa. Esta llegada de metales propiciará el desarrollo del comercio mundial y tendrá una gran repercusión en la economía española y europea. El siglo XVI fue testigo de un espectacular fenómeno económico en Europa y, con especial virulencia, en España: la “revolución de los precios” o sea, la inflación.

 

Revolución de los precios

Revolución de los precios

Dos razones principales explican este fenómeno. El siglo XVI se caracteriza por el crecimiento demográfico, lo que produjo un aumento de la demanda de productos que a su vez llevó a un alza de los precios.  El segundo motivo es que la llegada masiva de metales preciosos significó un importante crecimiento de la moneda en circulación lo que causó un aumento de los precios. Como los metales llegaban a Sevilla y en España era más abundante su circulación, nuestro país vivió con especial gravedad la inflación que afectaba a toda Europa.

 

La mayor inflación en Castilla hizo que los productos castellanos fueron aún menos competitivos con respecto a los de Holanda, Inglaterra y Francia, lo que agudizó la decadencia de la producción castellana y española.

 

Además, estas remesas de oro y plata sirvieron para alentar la política imperial de los Austrias en Europa. Esta era tan costosa, que las remesas no eran suficientes y la Corona pedía enormes préstamos a banqueros extranjeros, como los Fugger. El oro y la plata que llegaba a la península salían rápidamente hacia Europa para hacer frente a estos préstamos. España se convirtió en “las Indias de Europa”.

 

Por otro lado, las Indias y las flotas se convirtieron en objetivo de ingleses, franceses y holandeses, lo que aumentó los gastos de defensa, al tener que fortificar las costas americanas y organizar la Flota de Indias, un sistema de convoyes protegidos, para hacer frente a la piratería.

 

Ruta de la Flota de Indias

Ruta de la Flota de Indias

Los nuevos productos procedentes de América (patata, tomate, maíz, tabaco, cacao, etc.) se introdujeron en la agricultura, en la alimentación y en los hábitos de consumo españoles. Castilla por su parte tenía el monopolio comercial, pero un amplio contrabando lo hizo ineficaz.

 

Desde el punto de vista de las mentalidades, América fue una vía de atracción de aventureros en busca de El Dorado. También obligó a los españoles a afrontar la realidad de la existencia de un Nuevo Mundo, con el interés por el conocimiento de las lenguas indígenas (hay que evangelizar) o con episodios como la controversia de Valladolid (el debate sobre la esclavitud y la existencia del alma en los indios) y la creación de Francisco de Vitoria del “derecho de gentes”.

 

Epígrafes Historia 2º de Bachillerato

 

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo

Comentarios