Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
15 enero 2015 4 15 /01 /enero /2015 12:12
La Mitología griega como nunca la habías visto: Teseo y el Minotauro

La Mitología griega como nunca la habías visto: Teseo y el Minotauro

Se exhibe por vez primera en Grecia el llamado Anillo de Teseo, un sello de época micénica, datado concretamente en el siglo XV a.C, en el que aparece una escena de taurocatapsia y que se encontró en los años cincuenta en un barrio ateniense a los pies de la Acrópolis de Atenas.

La Mitología griega como nunca la habías visto: Teseo y el Minotauro

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo
14 enero 2015 3 14 /01 /enero /2015 10:44

 

Aunque el siglo XVII es considerado un siglo de crisis económica en Europa en general (con las excepciones de los Países Bajos e Inglaterra) y en el Mediterráneo en particular, en España esta crisis fue más temprana y profunda.

 

El siglo XVII es una centuria de notable descenso demográfico causado por las constantes epidemias de peste, la bajada de la natalidad, las hambrunas provocadas por las malas cosechas, la expulsión de los moriscos de 1609 y, en menor medida, la emigración a las Indias. Además el descenso demográfico alimentaba la crisis económica al caer la demanda y con ella la artesanía y el comercio.

 

También hubo en cambio en la distribución de la población, teniendo cada vez mayor peso demográfico la periferia y menor en el interior, produciéndose la decadencia de las anteriormente pujantes ciudades castellanas con la excepción de Madrid por ser sede de la Corte.

Plano del Madrid de los Austrias

Plano del Madrid de los Austrias

Hasta la década de 1680 no hubo signos de recuperación de la crisis económica cuya causa principal fue la política exterior, que absorbió los ingresos ordinarios (los metales americanos y los impuestos tradicionales), obligando la Corona a recurrir a medidas extraordinarias como la devaluación de la moneda (vellón), la venta de cargos o el increíble aumento de la presión fiscal.

 

Esta situación se agudizaba por la mentalidad nobiliaria que había penetrado en todos los estratos sociales. Los prejuicios contra el trabajo y las actividades comerciales provocaron que todo el comercio estuviera dominado por extranjeros, y el aislamiento cultural de España causó un atraso tecnológico que obligó a recurrir a importaciones, lo que era muy grave desde el punto de vista estratégico (por ejemplo, se tenía que comprar material naval a Suecia, enemiga de la Monarquía).

 

Todo esto repercutió en la situación de los diferentes estamentos. El campesinado empeoró todavía más sus condiciones de vida. La debilidad de la Corona permitió a la nobleza continuar con todos sus privilegios e incrementar el nivel de renta de sus señoríos. El clero, aumentó espectacularmente su número por ser un refugio contra el hambre, al tiempo que también lo hacían los grupos de marginados.

 

El hidalgo y el pícaro se convirtieron en arquetipos de la España del XVII. Y con excepciones como Cádiz o Barcelona, no se pueda hablar de la existencia de una burguesía  como la que existía en Inglaterra u Holanda, puesto que las clases con medios económicos, en vez de invertir en empresas productivas lo hicieron en tierras para vivir de las rentas a la manera noble.

 

Epígrafes Historia de España 2º Bachillerato

 

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo
14 enero 2015 3 14 /01 /enero /2015 09:41

A lo largo del siglo XVII España fue perdiendo su hegemonía en Europa. Felipe III, forzado por la situación económica, siguió una política pacifista: Firma de la paz con Inglaterra (Tratado de Londres, 1604), y de la Tregua de los Doce Años (1609) con las Provincias Unidas, lo que significaba el reconocimiento de su independencia.

 

Esta política cambia con la llegada de Felipe IV, cuyo valido, el Conde-Duque de Olivares tiene como política fundamental la reputación de la Monarquía, lo que lleva a la finalización de la Tregua de los Doce Años con los holandeses y la intervención española en la Guerra de los Treinta Años.

 

Tras la intervención de Francia en la guerra (1635) para evitar el triunfo de los Habsburgo se suceden las derrotas españolas, como en las Dunas o Rocroi. Por la Paz de Westfalia (1648), Felipe IV reconoce la independencia de las Provincias Unidas.

 

 

 

Pero la guerra contra Francia continúa hasta la firma de la Paz de los Pirineos (1659), por el que España cede a Francia el Rosellón y la Cerdaña y se acuerda la boda de la infanta María Teresa con Luis XIV, lo que permitirá la llegada en un futuro de los Borbones al trono.

 

La firma de estas paces había supuesto la pérdida de la hegemonía española en Europa a favor de Francia; pero las guerras continuaron, pues la España de Carlos II se convirtió en la víctima favorita del monarca francés.

 

Carlos II inició su reinado con el reconocimiento de la independencia de Portugal en 1668. El mismo año, tras un ataque francés, España firmó la Paz de Aquisgrán (1668), por la que perdió varias plazas en Flandes.

 

Con la Paz de Nimega (1678), España perdió el Franco Condado definitivamente.

 

Siguieron la Paz de Ratisbona (1684) y la Paz de Ryswick (1697), que no supusieron graves pérdidas, puesto que a Luis XIV le interesaba causar una impresión favorable en España ante el problema sucesorio planteado por la falta de descendencia de Carlos II.

 

Epígrafes Historia de España 2º de Bachillerato

 

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo
12 enero 2015 1 12 /01 /enero /2015 15:58
La Mitología griega como nunca la habías visto: La maldición de Medusa

Compartir este post

Repost 0
10 diciembre 2014 3 10 /12 /diciembre /2014 17:17

 

Una de las características de los reinados de los Habsburgo del siglo XVII, es el de la asunción de las tareas de gobierno por parte de los llamados validos, persona de plena confianza de los monarcas. Es tradicional el atribuir la aparición de los validos a la ineptitud de los llamados “Austrias menores”, pero también hay que contar con la creciente complejidad del gobierno del reino que hacía imposible que una sola persona se ocupara de todos los asuntos y que los reyes de Francia también contaron con figuras como Mazarino y Richeliu.

 

Felipe III (1598-1621), un rey con un absoluto desinterés por las tareas de gobierno, tuvo como valido al Duque de Lerma, que colocó en los principales puestos a sus amigos y familiares. El breve traslado de la Corte a Valladolid (1601-1606) se interpreta como el intento del valido de aislar y controlar al rey. Defendió una política internacional pacifista, con la firma de la Paz con Inglaterra (1604) y de la Tregua de los Doce Años (1609) con las Provincias Unidas. 

 

Duque de Lerma

Duque de Lerma

En cuanto a la política interior del reinado de Felipe III, ese mismo año (1609) se decretó la expulsión de los moriscos. Los motivos son variados, pero seguramente pesó el intentar compensar el descrédito al firmar la tregua con los holandeses con una medida de fuerza contra esta minoría religiosa, además de su simpatía hacia los turcos y la animadversión que causaban entre los cristianos viejos. Fueron expulsados unos 300.000 (según Domínguez Ortiz), y las consecuencias económicas fueron nefastas, sobre todo en Valencia y Aragón, al perderse una mano de obra especializada y laboriosa. Con esta medida se llega a la culminación de la política de unidad religiosa iniciada con los Reyes Católicos.

Tanto Felipe IV (1621-1665) como su valido el Conde-Duque de Olivares eran de un talante muy diferente al de sus predecesores, con una preocupación real por los problemas de la Monarquía. El valido tuvo como ejes de su política la “reputación” (mantener la hegemonía de los Habsburgo españoles en Europa) y la “reformación” (poner en marcha las medidas necesarias para detener la decadencia). Consecuencia de la política de reputación de la Monarquía hispánica fue la entrada en la Guerra de los Treinta Años (1618-1648) y el fin de la Tregua de los Doce Años con las Provincias Unidas. Para el mantenimiento de esta política, era necesario realizar reformas fiscales y económicas y cambiar la estructura política de la Monarquía para reforzar la autoridad real en todos los reinos a la manera de Castilla. Las medidas fracasaron por la oposición de los grupos afectados y la marcha en plan del proyecto de la “Unión de Armas”, desembocó en la crisis de 1640 con las rebeliones de Cataluña y Portugal. Su fracaso determinó la caída del valido en 1643.

Conde-Duque de Olivares

Conde-Duque de Olivares

La llegada al trono del nuevo monarca, Carlos II (1665-1700) no terminó con la práctica del valimiento. A pesar de las disposiciones de Felipe IV en su testamento, la reina regente Mariana de Austria prescindió del Consejo de Regencia y confió el gobierno a un jesuita, el padre Nithard. La incapacidad del rey convirtió la Corte en un hervidero de intrigas. Tras Nithard, se sucedieron figuras como Valenzuela, Don Juan José de Austria (hijo bastardo de Felipe IV), el duque de Medinaceli y el Conde de Oropesa, ejecutor de una política económica que sentó las bases de la recuperación económica posterior.

 

Epígrafes Historia 2º de Bachillerato

 

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo
9 diciembre 2014 2 09 /12 /diciembre /2014 18:47

Tanto la “reformación” como la “reputación” van a ser el eje de la política del Conde-Duque de Olivares. Es en este contexto donde aparece el “Memorial” de 1624, en el que plantea una verdadera unión entre los diferentes territorios de la Monarquía Hispánica y el proyecto de la “Unión de Armas”, que fracasó por la oposición de los territorios de la Corona de Aragón, especialmente Cataluña, que no aportó ni hombres ni dinero a este proyecto.

 

La entrada de Francia en 1635 en la Guerra de los Treinta Años llevó al frente a la frontera catalana. Los enfrentamientos entre los soldados de los tercios acantonados y los campesinos fueron el preludio del Corpus de Sangre (1640) en Barcelona, donde fue asesinado el Virrey (Guerra dels segadors). La rebelión llevó la guerra al interior de la península; ante la imposibilidad de resistir solos a las tropas de Felipe IV, Cataluña se declara República bajo protección francesa y poco después, en parte de la Corona de Francia.

Corpus de Sangre en Barcelona

Corpus de Sangre en Barcelona

El desencanto de los catalanes hacia Francia y el cese de Olivares (1643) facilitó la reincorporación del Principado a la Monarquía (1652), pero con la pérdida definitiva del Rosellón y la Cerdaña en la Paz de los Pirineos (1659).

 

Al poco de estallar la rebelión catalana, Portugal, cuya clase dirigente ya no veía beneficios en la unión y cuyas clases populares fueron siempre anticastellanas, declaró rey al duque de Braganza. Los intentos de recuperar Portugal, que tenía apoyo inglés y francés, tras el fin de la guerra catalana, fueron un fracaso. En 1668, el nuevo rey Carlos II reconoció la independencia de Portugal.

 

También hubo conspiraciones nobiliarias en Andalucía y Aragón, donde el duque de Medina Sidonia y el duque de Híjar intentaron crear reinos independientes y revueltas sociales en Sicilia y Nápoles. Todos estos intentos fracasaron.

 

Como resultado final de la crisis de 1640, milagrosamente, la Monarquía salvó su integridad territorial salvo en el caso de Portugal. Pero, a partir de ahora, la hegemonía pasará a la Francia de Luis XIV.

 

Epígrafes Historia de España 2º de Bachillerato

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo
28 noviembre 2014 5 28 /11 /noviembre /2014 11:07

 

En lo que respecta a la Hacienda, el rasgo más característico del sistema fiscal era la multiplicidad de contribuciones, que variaban de un lugar a otro y que no afectaban por igual a todos, puesto que la nobleza y el clero no pagaban impuestos.

 

De todos los territorios de la Monarquía, el que más contribuía era la Corona de Castilla. En Castilla, los principales tipos de ingresos de España en el siglo XVI eran: las rentas ordinarias, que consistían en impuestos  sobre actividades económicas como las transacciones comerciales (alcabala); el comercio con América (almojarifazgo) o la circulación de mercancías (aduanas).

 

También estaban los servicios, impuestos directos de los que tanto la nobleza como el clero estaban exentos; las contribuciones del clero, de los que destacan las tercias reales y el excusado (que la Iglesia extraía del diezmo) y los caudales de Indias, de donde se extraía el quinto real.

 

Real de plata

Real de plata

En lo que respecta a los gastos de España en el siglo XVI, el déficit fiscal de la Corona era crónico, para solucionarlo se recurrió a diversas soluciones:

 

Solicitar préstamos a grandes banqueros, como los famosos Fugger. Las enormes dificultades para devolverlos llevaron a tres bancarrotas en el reinado de Felipe II.

 

También se recurrió a la emisión de títulos de deuda pública, conocidos como “juros”. Al final del XVI todos los ingresos de Hacienda se destinaban a pagar los intereses de los juros. Se llegó a recurrir a la venta de cargos y jurisdicciones sobre tierras de realengo.

 

Otra característica de este siglo es la “revolución de los precios”. La llegada de gran cantidad de oro y plata de América provocó una inflación continua.

 

 

Llegadas de oro y plata a la península

Llegadas de oro y plata a la península

Las guerras continuas acabaron provocando la ruina de la Hacienda y de los sectores productivos. La mentalidad conservadora y antiburguesa de la población rechazaba el comercio y los negocios como propios de judíos y la superioridad industrial de los Países Bajos, Inglaterra y Francia se terminó imponiendo.

 

En cuanto a la sociedad, la estructura social mantuvo la división estamental medieval en nobleza, clero y estado llano pero aparecieron novedades: por un lado apareció entre la nobleza una élite conocida como “Grandes de España” y por otro, se generalizó la llamada “limpieza de sangre” que era necesaria para acceder a cargos e instituciones. Demostrar que se era cristiano viejo se convirtió en una auténtica obsesión.

 

Epígrafes Historia 2º de Bachillerato

 

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo
27 noviembre 2014 4 27 /11 /noviembre /2014 08:17
ÁRBOL GENEALÓGICO DE LA RAMA ESPAÑOLA DE LA CASA DE AUSTRIA

ÁRBOL GENEALÓGICO DE LA RAMA ESPAÑOLA DE LA CASA DE AUSTRIA

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas
Comenta este artículo
24 noviembre 2014 1 24 /11 /noviembre /2014 17:40

 

El siglo XVI es el siglo del Renacimiento, vinculado al pensamiento humanista y que tiene como características principales la inspiración en la Antigüedad clásica, el hombre como medida de todas las cosas (antropocentrismo) y confianza en la razón del ser humano. Se había desarrollado por toda Europa desde el siglo XV a partir de Italia y Flandes, donde destacaba la figura de Erasmo de Rotterdam, figura intelectual de la “devotio moderna” que critica la corrupción del clero y  la religiosidad puramente externa, defendiendo una religiosidad interior.

 

A principios de siglo, el panorama cultural  era prometedor con la publicación de la Gramática de Nebrija, la creación de la Universidad de Alcalá de Henares por el Cardenal Cisneros y la traducción de la Biblia Políglota Complutense. El erasmismo era en España muy prestigioso, apoyado por el emperador Carlos V y  con prestigiosos humanistas como Luis Vives.

Erasmo de Rotterdam

Erasmo de Rotterdam

Pero a medida que avanzó la Reforma en Europa, se empezó a tratar el erasmismo como parte del movimiento protestante. Sus libros fueron prohibidos y los sus defensores, perseguidos. España se convirtió en la defensora de la Contrarreforma y del Concilio de Trento (1545-1563).

 

La publicación del Índice de Libros Prohibidos y la prohibición en 1559 de estudiar en el extranjero fue otro paso más. Este aislamiento tuvo consecuencias muy negativas, porque supuso romper con las corrientes europeas en el periodo en el que se inició la revolución científica.

 

A pesar de estas dificultades, si hubo figuras destacables, a tenor del descubrimiento del Nuevo Mundo en campos como el Derecho Internacional con Francisco de Vitoria y Bartolomé de las Casas o Economía con la Escuela de Salamanca.

 

Catecismo romano aprobado en el Concilio de Trento

Catecismo romano aprobado en el Concilio de Trento

Estos acontecimientos se reflejaban en la mentalidad de los españoles en el siglo XVI con la impregnación de los valores nobiliarios en todas las capas sociales, con su desprecio al trabajo y al gasto suntuario, especialmente por parte de la burguesía, cuyo ideal era acceder a la hidalguía y con la obsesión por la “limpieza de sangre”, el orgullo de ser “cristiano viejo” con el que compensaban su pobreza, además de ser garantía frente a la Inquisición.

 

La Inquisición, o Tribunal del Santo Oficio es una institución que había sido creada por el papado con la misión de procesar a los sospechosos de herejía para combatir el catarismo y otros movimientos heterodoxos.

 

En 1478 El Papa Sixto IV expidió una bula que autorizaba a los Reyes Católicos a nombrar inquisidores, cuya misión era combatir las prácticas judaizantes de los conversos. La principal diferencia entre la Inquisición Española y la Inquisición Pontificia, es que la española dependía de la Corona y no del Papa. La Corona perpetuó está dependencia permitiendo así no solo controlar la unidad religiosa  sino también la disidencia política.

 

Auto de fe

Auto de fe

De esta política de unidad religiosa fue reflejo la expulsión de los judíos de España en 1492, otros muchos optaron por quedarse en España y convertirse. Aparece así el “problema converso”, que fueron el objeto de persecución preferido de la Inquisición, muy por encima de los moriscos al no poseer estos últimos el mismo nivel económico y profesional.

 

La represión inquisitorial también actuó con los escasos focos protestantes. Los principales procesos tuvieron lugar entre 1558 y 1562 en Valladolid y Sevilla, que culminaron en multitudinarios autos de fe.

 

En conclusión,  en la sociedad española se impusieron los valores aristocráticos y religiosos, basados en el orgullo del cristiano viejo y del hidalgo que despreciaba el trabajo manual y el comercio. La generalización de estos valores tuvo un efecto desastroso en la economía.

 

Epígrafes Historia 2º de Bachillerato

 

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo
22 noviembre 2014 6 22 /11 /noviembre /2014 00:11

 

La dinastía de los Habsburgo o Austrias (para ver árbol genealógico de la rama española de la dinastía de los Habsburgo, pincha el enlace) continuaron desarrollando el modelo de organización política inaugurado por los Reyes Católicos, rodeándose de letrados que no pertenecían a la alta nobleza, para así apartarla del poder en la Corte. Esto no significaba el fin de su preeminencia, puesto que detentaba los principales cargos del ejército, la marina y la diplomacia, pero sí su subordinación a la Corona.

El modelo político de los Austrias se construyó sobre la realidad de una multiplicidad de territorios muy diversos y en ocasiones muy distintos entre sí. El rey era el nexo de unión entre todos ellos, respetando las instituciones tradicionales de cada territorio.

 

En este mosaico, la Corona de Castilla no era solamente el territorio más poblado y rico de la Monarquía, sino además el más favorable para el ejercicio del autoritarismo monárquico, por la debilidad de sus Cortes. La decisión de Felipe II de fijar su Corte en Madrid en 1561 se explica no solo por la calidad de sus aguas o su caza, sino por estar situada en el centro de la península y en Castilla.

Escudo de Carlos V

Escudo de Carlos V

De esta manera, podríamos definir el modelo político de los Austrias como una monarquía multinacional descentralizada bajo la primacía de la Corona de Castilla.

 

Este modelo funcionaba mediante un sistema, el llamado sistema polisinodial, que consistía en el gobierno mediante sínodos o Consejos. Los primeros Consejos ya habían sido creados por los Reyes Católicos, pero fueron  Carlos I y Felipe II los que desarrollaron este sistema que al final tenía la siguiente estructura:

 

El único organismo común a la Monarquía era el Consejo de Estado, sus consejeros eran personalidades de los distintos reinos y sus competencias incluían los asuntos más importantes como la política exterior de la Monarquía hispánica.

Palacio de los Consejos o Palacio de Uceda, siglo XVII

Palacio de los Consejos o Palacio de Uceda, siglo XVII

Los consejos territoriales de la Monarquía Hispánica estaban especializados a los asuntos de cada territorio. El primero de ellos lo habían creado los Reyes Católicos con el Consejo de Aragón, después se fueron creando el Consejo de Indias, el Consejo de Italia, el Consejo de Flandes  y el Consejo de Portugal. El Consejo de Castilla tenía mayor importancia que el resto, y sus funciones iban más allá de las meramente consultivas.

 

Luego estaban los consejos técnicos o consejos temáticos especializados en  asuntos particulares, como el Consejo de la Inquisición, el Consejo de Órdenes Militares, el Consejo de Hacienda o el Consejo de Guerra (creado por Felipe II).

 

Dentro de este sistema adquirieron gran importancia los Secretarios, pues actuaban como puente entre el monarca y sus consejos. El secretario personal del rey era al mismo tiempo secretario del Consejo de Estado.

 

En cuanto a la administración territorial, existían las siguientes instituciones: los Virreyes, que tenían su origen en la Corona de Aragón y era el alter ego del rey en los territorios no castellanos; las Cortes, que eran muy similares a las de la Baja Edad Media y las audiencias, con función de tribunales superiores de justicia.

 

Epígrafes Historia 2º de Bachillerato

 

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo