Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
24 noviembre 2014 1 24 /11 /noviembre /2014 17:40

 

El siglo XVI es el siglo del Renacimiento, vinculado al pensamiento humanista y que tiene como características principales la inspiración en la Antigüedad clásica, el hombre como medida de todas las cosas (antropocentrismo) y confianza en la razón del ser humano. Se había desarrollado por toda Europa desde el siglo XV a partir de Italia y Flandes, donde destacaba la figura de Erasmo de Rotterdam, figura intelectual de la “devotio moderna” que critica la corrupción del clero y  la religiosidad puramente externa, defendiendo una religiosidad interior.

 

A principios de siglo, el panorama cultural  era prometedor con la publicación de la Gramática de Nebrija, la creación de la Universidad de Alcalá de Henares por el Cardenal Cisneros y la traducción de la Biblia Políglota Complutense. El erasmismo era en España muy prestigioso, apoyado por el emperador Carlos V y  con prestigiosos humanistas como Luis Vives.

Erasmo de Rotterdam

Erasmo de Rotterdam

Pero a medida que avanzó la Reforma en Europa, se empezó a tratar el erasmismo como parte del movimiento protestante. Sus libros fueron prohibidos y los sus defensores, perseguidos. España se convirtió en la defensora de la Contrarreforma y del Concilio de Trento (1545-1563).

 

La publicación del Índice de Libros Prohibidos y la prohibición en 1559 de estudiar en el extranjero fue otro paso más. Este aislamiento tuvo consecuencias muy negativas, porque supuso romper con las corrientes europeas en el periodo en el que se inició la revolución científica.

 

A pesar de estas dificultades, si hubo figuras destacables, a tenor del descubrimiento del Nuevo Mundo en campos como el Derecho Internacional con Francisco de Vitoria y Bartolomé de las Casas o Economía con la Escuela de Salamanca.

 

Catecismo romano aprobado en el Concilio de Trento

Catecismo romano aprobado en el Concilio de Trento

Estos acontecimientos se reflejaban en la mentalidad de los españoles en el siglo XVI con la impregnación de los valores nobiliarios en todas las capas sociales, con su desprecio al trabajo y al gasto suntuario, especialmente por parte de la burguesía, cuyo ideal era acceder a la hidalguía y con la obsesión por la “limpieza de sangre”, el orgullo de ser “cristiano viejo” con el que compensaban su pobreza, además de ser garantía frente a la Inquisición.

 

La Inquisición, o Tribunal del Santo Oficio es una institución que había sido creada por el papado con la misión de procesar a los sospechosos de herejía para combatir el catarismo y otros movimientos heterodoxos.

 

En 1478 El Papa Sixto IV expidió una bula que autorizaba a los Reyes Católicos a nombrar inquisidores, cuya misión era combatir las prácticas judaizantes de los conversos. La principal diferencia entre la Inquisición Española y la Inquisición Pontificia, es que la española dependía de la Corona y no del Papa. La Corona perpetuó está dependencia permitiendo así no solo controlar la unidad religiosa  sino también la disidencia política.

 

Auto de fe

Auto de fe

De esta política de unidad religiosa fue reflejo la expulsión de los judíos de España en 1492, otros muchos optaron por quedarse en España y convertirse. Aparece así el “problema converso”, que fueron el objeto de persecución preferido de la Inquisición, muy por encima de los moriscos al no poseer estos últimos el mismo nivel económico y profesional.

 

La represión inquisitorial también actuó con los escasos focos protestantes. Los principales procesos tuvieron lugar entre 1558 y 1562 en Valladolid y Sevilla, que culminaron en multitudinarios autos de fe.

 

En conclusión,  en la sociedad española se impusieron los valores aristocráticos y religiosos, basados en el orgullo del cristiano viejo y del hidalgo que despreciaba el trabajo manual y el comercio. La generalización de estos valores tuvo un efecto desastroso en la economía.

 

Epígrafes Historia 2º de Bachillerato

 

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo
22 noviembre 2014 6 22 /11 /noviembre /2014 00:11

 

La dinastía de los Habsburgo o Austrias (para ver árbol genealógico de la rama española de la dinastía de los Habsburgo, pincha el enlace) continuaron desarrollando el modelo de organización política inaugurado por los Reyes Católicos, rodeándose de letrados que no pertenecían a la alta nobleza, para así apartarla del poder en la Corte. Esto no significaba el fin de su preeminencia, puesto que detentaba los principales cargos del ejército, la marina y la diplomacia, pero sí su subordinación a la Corona.

El modelo político de los Austrias se construyó sobre la realidad de una multiplicidad de territorios muy diversos y en ocasiones muy distintos entre sí. El rey era el nexo de unión entre todos ellos, respetando las instituciones tradicionales de cada territorio.

 

En este mosaico, la Corona de Castilla no era solamente el territorio más poblado y rico de la Monarquía, sino además el más favorable para el ejercicio del autoritarismo monárquico, por la debilidad de sus Cortes. La decisión de Felipe II de fijar su Corte en Madrid en 1561 se explica no solo por la calidad de sus aguas o su caza, sino por estar situada en el centro de la península y en Castilla.

Escudo de Carlos V

Escudo de Carlos V

De esta manera, podríamos definir el modelo político de los Austrias como una monarquía multinacional descentralizada bajo la primacía de la Corona de Castilla.

 

Este modelo funcionaba mediante un sistema, el llamado sistema polisinodial, que consistía en el gobierno mediante sínodos o Consejos. Los primeros Consejos ya habían sido creados por los Reyes Católicos, pero fueron  Carlos I y Felipe II los que desarrollaron este sistema que al final tenía la siguiente estructura:

 

El único organismo común a la Monarquía era el Consejo de Estado, sus consejeros eran personalidades de los distintos reinos y sus competencias incluían los asuntos más importantes como la política exterior de la Monarquía hispánica.

Palacio de los Consejos o Palacio de Uceda, siglo XVII

Palacio de los Consejos o Palacio de Uceda, siglo XVII

Los consejos territoriales de la Monarquía Hispánica estaban especializados a los asuntos de cada territorio. El primero de ellos lo habían creado los Reyes Católicos con el Consejo de Aragón, después se fueron creando el Consejo de Indias, el Consejo de Italia, el Consejo de Flandes  y el Consejo de Portugal. El Consejo de Castilla tenía mayor importancia que el resto, y sus funciones iban más allá de las meramente consultivas.

 

Luego estaban los consejos técnicos o consejos temáticos especializados en  asuntos particulares, como el Consejo de la Inquisición, el Consejo de Órdenes Militares, el Consejo de Hacienda o el Consejo de Guerra (creado por Felipe II).

 

Dentro de este sistema adquirieron gran importancia los Secretarios, pues actuaban como puente entre el monarca y sus consejos. El secretario personal del rey era al mismo tiempo secretario del Consejo de Estado.

 

En cuanto a la administración territorial, existían las siguientes instituciones: los Virreyes, que tenían su origen en la Corona de Aragón y era el alter ego del rey en los territorios no castellanos; las Cortes, que eran muy similares a las de la Baja Edad Media y las audiencias, con función de tribunales superiores de justicia.

 

Epígrafes Historia 2º de Bachillerato

 

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo
21 noviembre 2014 5 21 /11 /noviembre /2014 10:56

 

El organismo encargado del gobierno de las Indias se llevaba en un principio desde la Casa de Contratación, fundada en 1503 por los Reyes Católicos en Sevilla. Su misión era organizar y controlar el comercio y la navegación con el Nuevo Mundo (inspección de barcos, impuestos, formación de los pilotos y cartografía, etc.)

 

Tras la conquista del Imperio azteca, y de acuerdo con la estructura polisinodial de la Monarquía Hispánica, se crea en 1523 el Consejo de Indias, entre cuyas funciones figuraban realizar la legislación de Indias, nombrar los cargos y controlar los asuntos económicos del continente.

 

Desde el principio, el Nuevo Mundo fue considerado privativo de Castilla, pero sus peculiaridades y la enorme distancia hicieron que América su administración territorial tuviera rasgos propios:

 

La circunscripción territorial mayor era el Virreinato. Se crearon dos virreinatos: en 1535, el Virreinato de Nueva España, con capital en Ciudad de México y que controlaba los territorios al norte de Panamá y el Virreinato del Perú, con capital en Lima y que tenía jurisdicción sobre las tierras al sur.

Las gobernaciones estaban regidas por gobernadores, que a su vez estaban subordinados a los virreyes. Las provincias fronterizas eran Capitanías generales y estaban a cargo de un capitán general.

 

Los corregimientos tenían jurisdicción sobre una ciudad y su territorio circundante. Estaban a cargo de un corregidor.

 

Las audiencias en América eran tribunales superiores de justicia, como en otras partes de la Monarquía Hispánica. Pero en Indias ejercían funciones gubernativas e incluso sustituían a los virreyes cuando el cargo estaba vacante. Se entiende su importancia cuando se constata que los límites de las repúblicas americanas que surgirán en el siglo XIX coincide con los de las audiencias y no con los de los virreinatos.

 

Por último, la unidad administrativa básica en América, eran los cabildos o ayuntamientos, con una organización similar a los municipios castellanos.

 

Epígrafes Historia 2º de Bachillerato

 

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo
17 noviembre 2014 1 17 /11 /noviembre /2014 12:21

 

Desde un principio, los españoles buscaron el símbolo de la riqueza en la época: el oro y la plata. Los primeros intentos en las Antillas fueron decepcionantes, pero, tras la conquista del imperio azteca primero, y del inca después, muy pronto se pusieron en explotación grandes minas de plata como Zacatecas en México y Potosí en el Perú. Esta se completaba con la mina de mercurio de Huancavelica, mineral necesario para la amalgama de la plata.

 

La  enorme extracción de metales causó un gran flujo de estos hacia Europa. Esta llegada de metales propiciará el desarrollo del comercio mundial y tendrá una gran repercusión en la economía española y europea. El siglo XVI fue testigo de un espectacular fenómeno económico en Europa y, con especial virulencia, en España: la “revolución de los precios” o sea, la inflación.

 

Revolución de los precios

Revolución de los precios

Dos razones principales explican este fenómeno. El siglo XVI se caracteriza por el crecimiento demográfico, lo que produjo un aumento de la demanda de productos que a su vez llevó a un alza de los precios.  El segundo motivo es que la llegada masiva de metales preciosos significó un importante crecimiento de la moneda en circulación lo que causó un aumento de los precios. Como los metales llegaban a Sevilla y en España era más abundante su circulación, nuestro país vivió con especial gravedad la inflación que afectaba a toda Europa.

 

La mayor inflación en Castilla hizo que los productos castellanos fueron aún menos competitivos con respecto a los de Holanda, Inglaterra y Francia, lo que agudizó la decadencia de la producción castellana y española.

 

Además, estas remesas de oro y plata sirvieron para alentar la política imperial de los Austrias en Europa. Esta era tan costosa, que las remesas no eran suficientes y la Corona pedía enormes préstamos a banqueros extranjeros, como los Fugger. El oro y la plata que llegaba a la península salían rápidamente hacia Europa para hacer frente a estos préstamos. España se convirtió en “las Indias de Europa”.

 

Por otro lado, las Indias y las flotas se convirtieron en objetivo de ingleses, franceses y holandeses, lo que aumentó los gastos de defensa, al tener que fortificar las costas americanas y organizar la Flota de Indias, un sistema de convoyes protegidos, para hacer frente a la piratería.

 

Ruta de la Flota de Indias

Ruta de la Flota de Indias

Los nuevos productos procedentes de América (patata, tomate, maíz, tabaco, cacao, etc.) se introdujeron en la agricultura, en la alimentación y en los hábitos de consumo españoles. Castilla por su parte tenía el monopolio comercial, pero un amplio contrabando lo hizo ineficaz.

 

Desde el punto de vista de las mentalidades, América fue una vía de atracción de aventureros en busca de El Dorado. También obligó a los españoles a afrontar la realidad de la existencia de un Nuevo Mundo, con el interés por el conocimiento de las lenguas indígenas (hay que evangelizar) o con episodios como la controversia de Valladolid (el debate sobre la esclavitud y la existencia del alma en los indios) y la creación de Francisco de Vitoria del “derecho de gentes”.

 

Epígrafes Historia 2º de Bachillerato

 

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo
10 noviembre 2014 1 10 /11 /noviembre /2014 23:22

 

A la muerte de Fernando el Católico, Carlos, el hijo primogénito de Felipe “El Hermoso”, hijo de Maximiliano de Austria y María de Borgoña, y Juana, la hija de los Reyes Católicos es proclamado rey de Castilla y de Aragón en Bruselas y llega a España en 1517. Es el inicio del reinado de la dinastía de los Habsburgo o Austrias en España.

 

La impresión que causó a los españoles fue muy desfavorable, sin hablar absolutamente nada de castellano y rodeado de consejeros flamencos, que se repartieron los principales cargos de gobierno. Educado en la tradición humanista cristiana, su sueño era conseguir la unidad de la Cristiandad bajo la figura del Emperador para luchar contra los turcos y  necesita cuantiosos fondos para lograr ser elegido emperador del Sacro Imperio, que conseguirá aumentando la presión fiscal en Castilla.

Carlos I de España y V de Alemania

Carlos I de España y V de Alemania

Tras la  muerte de su abuelo, el emperador Maximiliano de Habsburgo, sale para Alemania para ser coronado emperador en 1520, dejando como regente a Adriano de Utrecht y un gran descontento.

 

Este descontento creciente acabó en sublevación. Las principales ciudades de la zona central (Toledo, Segovia, Ávila…) se constituyeron en Comunidad. Las causas de las Comunidades de Castilla fueron variadas: por un lado la aristocracia había sido relegada por los consejeros flamencos, por otro las clases populares sentían la presión  fiscal, y la burguesía urbana temía que la exportación de lana a Flandes arruinara la industria textil.

 

Tras el incendio de Medina del Campo por las tropas reales, los comuneros crearon una Santa Junta en Tordesillas, que exigió la retirada de los servicios aprobados en Cortes, el respeto a las leyes del reino y la marcha de los consejeros flamencos.

El sesgo antiseñorial que tomó la rebelión al unirse los campesinos propició que la nobleza se alejara de ella; Burgos, ciudad exportadora de lana, cambió de bando. Cuando la reina Juana, recluída en Torrelobatón, declinó el ofrecimiento al trono, los comuneros perdieron su principal baza. El ejército de las ciudades no era rival para el ejército real y el de los nobles. El 23 de abril de 1522, pierden la batalla de Villalar, y los principales líderes del movimiento, Padilla, Bravo y Maldonado  son ajusticiados.

Padilla, Bravo y Maldonado en el patíbulo

Padilla, Bravo y Maldonado en el patíbulo

Paralelamente, tuvo lugar el fenómeno de las Germanías en Valencia, con un matiz mucho más social. Las causas de las Germanías son la crisis económica, las epidemias y el conflicto de los artesanos contra la oligarquía urbana y la nobleza.

La rebelión se inició en la ciudad de Valencia en 1520 tras la huída de la nobleza por una epidemia de peste, extendiéndose la revuelta por el reino, llegando hasta Mallorca.

Los agermanats también atacaron a los moriscos, a los que, además del odio religioso, acusaban de ser sumisos a la nobleza y la Corona.

 

El conflicto degeneró en un enfrentamiento directo entre agermanats y la nobleza valenciana, ayudada por las tropas del Virrey, que sofocó la rebelión en 1522.

 

Tanto las Comunidades de Castilla como las Germanías de Valencia fueron movimientos antiseñoriales. La derrota de los comuneros y los agermanados supusieron el triunfo de la nobleza, aliada a la monarquía y la derrota de la burguesía de las ciudades. A partir de ahora las Cortes de Castilla no tienen ningún freno legal para limitar la cantidad de subsidios otorgados a la Corona.

 

Epígrafes Historia 2º de Bachillerato

 

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo
10 noviembre 2014 1 10 /11 /noviembre /2014 08:07

 

La llegada de los europeos a América, se enmarca dentro de los llamados “descubrimientos geográficos”. Las causas serán económicas, científicas y políticas:

 

Europa quería encontrar una ruta directa para llegar a las llamadas “islas de las especias”. Tras la conquista de Constantinopla por los turcos en 1453, el deseo se convirtió en necesidad.

 

Una serie de avances técnicos posibilitó estos descubrimientos: la incorporación del timón, la brújula, el astrolabio, la invención de la carabela y de la nao…

 

Acabada su “Reconquista”, Portugal busca su expansión en ultramar, creando la Escuela de Sagres a finales del siglo XIV. Castilla, más retrasada, inicia la incorporación de las Canarias.

La ruta de las especias

La ruta de las especias

Terminada la guerra de Granada, los Reyes Católicos pueden prestar atención al proyecto de alcanzar la India navegando hacia el oeste, puesto que el Tratado de Alcaçovas impedía llegar a la India bordeando la costa africana.

 

El proyecto de Cristobal Colón consistente en llegar a la India por el oeste fue presentado primero al rey de Portugal, que lo rechazó por lo erróneo de sus cálculos, ya que suponían que el diámetro de la tierra era de 30.000  kilómetros cuando la realidad es que es de 40.000. En lugar de 1125 millas, la realidad está en 2.495  (Mapa de Toscanelli) y por estar inmerso en el proyecto de llegar a Asia circunnavegando África. 

Mapa de Toscanelli

Mapa de Toscanelli

Tras la negativa portuguesa, presentó su proyecto a los Reyes Católicos, que a pesar del dictamen contrario de los expertos, que constataron los errores de cálculo de Colón, firmaron las Capitulaciones de Santa Fé. Por este contrato Colón recibía el título de almirante, virrey y gobernador de las tierras descubiertas y obtendría un 10% de las ganancias. La expedición, compuesta por la Pinta, la Niña y la Santa María, salió del puerto de Palos el 3 de agosto de 1492, hizo escala en Canarias y divisó tierra el 12 de octubre de 1492, llegando a la isla de Guanahaní.

La vuelta fue en enero de 1493 y en abril los Reyes Católicos le recibieron en Barcelona. Los resultados de aquella expedición fue decepcionante, pues no encontraron lo que buscaban y aquello no se parecía mucho a las descripciones de Marco Polo, pero vieron productos aprovechables ( tomate, maíz, perlas...) e  incluso la posibilidad de esclavizar a los indios.

Ese mismo año, ante las protestas portuguesas, se busca el arbitraje papal y el Papa Alejandro VI publicará las bulas Inter Caetera donde se entregaba a Castilla todas las tierras descubiertas que no pertenecieran a un príncipe cristiano a partir de un meridiano a 100 leguas al oeste de las Azores. La negativa portuguesa llevará a la firma en 1494 del Tratado de Tordesillas donde un meridiano a 370 leguas de las islas de Cabo Verde  separará las dos áreas de influencia: el oeste para Castilla y el este para Portugal.

El Descubrimiento de América

Después del viaje principal, se realizarán  otros tres viajes donde se descubrirán: en el Segundo Viaje de Colón las Antillas Mayores (Puerto Rico, Jamaica), en el Tercer viaje las bocas del Orinoco e isla Margarita y en el Cuarto viaje Honduras y las costas americanas buscando un paso hacia el sur.Tras estos viajes, Colón morirá pobre y olvidado en 1506 en Valladolid sin saber que había descubierto un nuevo mundo.

 

A partir de entonces se procedió a la exploración y colonización sistemática del continente.

 

Epígrafes Historia de España 2º Bachillerato

 

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo
8 noviembre 2014 6 08 /11 /noviembre /2014 03:44

 

La política exterior de los Reyes Católicos, además de consolidar la amistad con Portugal en vistas de una futura integración, tiene el objetivo de aislar a Francia y estrechar relaciones con sus rivales. Fruto de esta política de aislamiento de Francia son los matrimonios de los hijos de los Reyes Católicos con los monarcas europeos: Catalina con Enrique VIII de Inglaterra y Juana con Felipe “el Hermoso”, hijo de María de Borgoña y Maximiliano de Austria. 

En este contexto de enfrentamiento con Francia tienen lugar las guerras de Italia. La política italiana de los Reyes Católicos se enmarca dentro de la tradición aragonesa de expansión por el Mediterráneo y de rivalidad con la monarquía francesa. Francia invade Nápoles en 1494 primero y 1503 después, enviando los Reyes Católicos a Gonzalo Fernández de Córdoba, el “Gran Capitán, que derrota a los franceses en Ceriñola y Garellano y que introduce la infantería armada con picas y arcabuces.

 

 

Expansión de la Monarquía Hispánica con los Reyes Católicos

Expansión de la Monarquía Hispánica con los Reyes Católicos

La política norteafricana de los Reyes Católicos en cambio, se enmarca dentro de los intereses de Castilla, que contempla la ocupación del norte de África como la mejor solución para acabar con la piratería berberisca. Melilla es tomada en 1497 y, muerta Isabel, el principal impulsor de la política norteafricana va a ser el Cardenal Cisneros tomándose Orán, Bugía y Trípoli. El enfrentamiento entre Cisneros y Fernando acabó con esta política de expansión, quedando la presencia española limitada a estas plazas, y cuya eficacia contra la piratería fue nula.

 

Epígrafes Historia de España 2º Bachillerato

 

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo
7 noviembre 2014 5 07 /11 /noviembre /2014 14:57

 

Los Reyes Católicos se propusieron transformar una monarquía de carácter feudal, limitada por prerrogativas jurisdiccionales y la alta nobleza y el clero, en una monarquía autoritaria. Para ello era preciso acometer dos tareas: restaurar la paz social acabando con los disturbios y reforzar la autoridad de la monarquía.

 

Para conseguir el primer objetivo, Isabel se sirvió de la Santa Hermandad heredera de las Hermandades, milicias locales organizadas por las ciudades castellanas para salvaguardar el orden. En las Cortes de Madrigal de 1476 se creó la Santa Hermandad, mantenida por las villas y que servía tanto de policía rural como complemento del ejército real (como se vio en la Guerra de Granada) y sin coste para la Corona.

En la Corona de Aragón quedaba pendiente la solución al problema de la rebelión de los payeses de remensa (campesinos siervos de la gleba, adscritos a la tierra). Por la Sentencia Arbitral de Guadalupe, en 1486, se abolían los “malos usos” y el campesino tenía el dominio útil a cambio del pago de una renta al señor.

 

Para lograr el segundo objetivo, los Reyes buscaron limitar el poder señorial, reduciendo su poder político apartando a la alta nobleza de la Administración superior, colocando en su lugar a juristas y letrados, como en el Consejo Real, pero a cambio se consolidó su riqueza y preeminencia social. En las Cortes de Toledo de 1480, la Corona renunció al reintegro de las tierras y rentas usurpadas por los nobles anteriores a 1464 y en las Cortes de Toro de 1505 se consolida el mayorazgo.

 

Del Consejo Real, posteriormente llamado Consejo de Castilla nacieron los primeros Consejos de la Monarquía Hispánica: el Consejo de la Inquisición, el Consejo de Órdenes, el Consejo de Aragón o el Consejo de Hermandad.

 

En cuando a la administración de justicia, Castilla pasó de la audiencia itinerante a la organización territorial de la misma. Se instauraron dos Chancillerías con función de tribunales superiores de justicia en Granada y Valladolid, y dos Audiencias, organismos de orden inferior con sedes en Santiago y Sevilla. En la Corona de Aragón se creó una audiencia por cada territorio de la Corona con Cortes propias.

 

Pero a pesar de todo, la administración tenía graves deficiencias: los lugares de señorío quedaban, por lo menos en primera instancia, fuera de la jurisdicción real y en las tierras de realengo, las diversas leyes se contradecían entre sí.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo
6 noviembre 2014 4 06 /11 /noviembre /2014 07:42

 

Antes del reinado de los Reyes Católicos, ya habían sido incorporadas a la Corona de Castilla las islas de Lanzarote, Fuerteventura, La Gomera y El Hierro como señoríos. Los Reyes Católicos conquistaron Gran Canaria, La Palma y Tenerife, pero el procedimiento de conquista de las islas Canarias fue muy diferente al anterior, siendo además la conquista una especie de “laboratorio” donde se ensayaron soluciones que luego fueron aplicadas a mayor escala en América:

 

Mapa de Canarias en la Edad Media

Mapa de Canarias en la Edad Media

La conquista se efectuó por el sistema de capitulaciones, por el que se establecía un contrato con particulares para que se llevara a cabo la conquista en nombre de la Corona, que se limitaba a autorizarla y controlarla. En cuanto a la población nativa de las islas Canarias, los guanches, resultó muy mermada por las guerras y los supervivientes asimilaron rápidamente la cultura de los conquistadores.

 

Desde el punto de vista jurídico, las llamadas “islas mayores”, a diferencia de las otras permanecieron como tierras de realengo, bajo el dominio directo de la Corona.

 

La importancia de las Canarias fue cada vez mayor, debido a su importancia estratégica en la ruta hacia las Indias.

 

Pero la conquista de las Canarias suponía la rivalidad con Portugal por el control del Atlántico, rivalidad que se solucionó con una serie de tratados sucesivos:

 

Por el Tratado de Alcaçovas (1479), Alfonso de Portugal reconoce a Isabel como reina de Castilla y los derechos castellanos sobre las Canarias, mientras que Castilla renuncia a  la navegación al sur del cabo Bojador y a cualquier pretensión sobre las islas atlánticas (Azores, Madeira, Cabo Verde).

 

Tratado de Alcaçovas

Tratado de Alcaçovas

Tras el primer viaje de Colón, se recurre al arbitraje papal y Alejandro VI, por las bulas Inter caetera (1493), reconoce el derecho de los Reyes Católicos sobre las tierras recién descubiertas más allá de un meridiano de polo a polo cien leguas al oeste de las Azores, dejando el este de la línea para Portugal. La insatisfacción portuguesa es patente, y los Reyes Católicos, interesados en mantener una política de amistad con los portugueses, sacan adelante un nuevo acuerdo en el Tratado de Tordesillas (1494), por el que la línea divisoria se fijaba a 370 leguas al oeste de Cabo Verde, lo que permitiría la ocupación de Brasil.

 

 

Mapa del Tratado de Tordesillas

Mapa del Tratado de Tordesillas

Esta política de aproximación a Portugal se completó con una política matrimonial destinada a tanto a consolidar la amistad con Portugal como a preparar la futura integración de este reino en la Monarquía. Consecuencia de esta política es el matrimonio de Isabel, hija mayor de los Reyes Católicos con el rey Manuel I. Fruto de este matrimonio fue el nacimiento de Miguel, que si no hubiera muerto de niño, hubiera sido el heredero común de Castilla, Aragón y Portugal.

 

Epígrafes Historia de España 2º Bachillerato

 

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo
18 octubre 2014 6 18 /10 /octubre /2014 08:58

La derrota y muerte de Pedro el Católico en la batalla de Muret (1213) por los cruzados francos de Simón de Monfort en su intento de defender a sus vasallos albigenses o cátaros pone fin al sueño del “Imperio de Occitania” de la Corona de Aragón y será la causa de su vocación mediterránea.

 

La batalla de las Navas de Tolosa y el hundimiento del imperio almohade, lleva a la conquista del reino de Valencia y de las islas Baleares por Jaime I el Conquistador (1213-1276) hasta los límites fijados en los tratados con Castilla (Almizra, 1244). El reino de Valencia se convierte en el tercer miembro de la Corona de Aragón y la conquista de las Baleares permite la apertura de las rutas mediterráneas.

 

La expansión de la Corona de Aragón en el Mediterráneo

La expansión de la Corona de Aragón en el Mediterráneo

La expansión de la Corona de Aragón por el Mediterráneo se producirá con la oposición de Francia, Génova y el Papado. La primera incorporación a la Corona aragonesa es Sicilia. En 1282 se produce la rebelión de sus habitantes contra el francés Carlos de Anjou (“Vísperas sicilianas”) y Pedro III acude en su ayuda, quedando Sicilia vinculada a la Corona de Aragón (no incorporada plenamente hasta 1409).

 

El siguiente paso fue Cerdeña, incorporada a principios del siglo XIV, tras una guerra con Génova y Pisa.

 

Durante breve tiempo, también los ducados de Atenas y Neopatria conquistados por los mercenarios catalanes de Roger de Flor, los almogávares, tras la célebre "Venganza catalana" fueron parte de la Corona aragonesa.

 

A principios del siglo XV, el rey Alfonso el Magnánimo incorporará el reino de Nápoles, llegando a fijar allí su corte y creando un importante foco cultural.

 

Esta expansión por el Mediterráneo supuso que Barcelona se convirtiera en un centro económico al mismo nivel que algunas de las repúblicas marítimas italianas.

 

Pero la crisis del siglo XIV causó el paso de la primacía de Barcelona en la Corona a Valencia. La caída de Constantinopla, en 1453 y la aparición de las nuevas rutas atlánticas dio el golpe de gracia a la hegemonía comercial del Mediterráneo. 

 

Epígrafes Historia de España 2º de Bachillerato

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo