Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
9 diciembre 2013 1 09 /12 /diciembre /2013 12:22

 

La propiedad de un territorio no se basaba solo en la conquista, sino que era necesario repoblarlo. Los diferentes sistemas de repoblación diferían de los efectivos demográficos disponibles y de la densidad de la población islámica en las zonas conquistadas. El resultado final fue una estructura de la propiedad en la que el río Tajo actúa como divisoria entre una España latifundista al sur y una España de pequeñas y medianas propiedades al norte.

 

La repoblación por presura (siglos VIII-X). La presura se aplicó en las tierras situadas al norte del Duero y en el Piedemonte pirenaico. La presura o aprisió consistía en la simple ocupación de la tierra, ya que quien cultivaba un terreno despoblado se convertía en propietario según el derecho romano.

 

La presura se efectuó por iniciativa de grupos de campesinos o también de nobles y monasterios, siendo muchos de sus protagonistas mozárabes. El resultado fue un predominio de la pequeña y mediana propiedad.

 

La repoblación concejil (siglos XI y XII). La repoblación concejil se aplicó a las tierras entre el Duero y el Sistema Central (la Extremadura castellana) en el sector occidental y en el valle del Ebro en el sector oriental. Se trata de una repoblación dirigida, en el que se daba un fuero (como el de Sepúlveda) a un concejo, y se le asignaba un alfoz regido por una villa. El territorio se denominaba comunidad de villa y tierra.

 

Este espacio se organiza como una sociedad de frontera, con una economía ganadera extensiva y apareciendo en Castilla figuras como la caballería villana. Los repobladores gozaban de amplias ventajas y podían disfrutar de las tierras y bienes comunales (bosques, pastos). La estructura de la propiedad se caracterizó por el predominio de la propiedad mediana libre y por la abundancia de tierras comunales.

 

La repoblación por órdenes militares (primera mitad del siglo XIII). Las zonas afectadas por este tipo de repoblación fueron en el sector occidental el valle del Guadiana (La Mancha y Extremadura) y en el sector oriental Teruel y el norte de Castellón. Se trataba de zonas extensas y poco pobladas y su defensa y doblamiento se encomendaron a las órdenes militaresÁlcantara y Santiago en Extremadura, Calatrava en La Mancha-.

 

Territorios-de-las-ordenes-militares.jpg

 

Las tierras de las órdenes estaban divididas en encomiendas a cuyo frente se situaba un comendador. La estructura de la propiedad resultante fueron los latifundios dedicados a la ganadería extensiva, lo más adecuado para un territorio extenso con poca mano de obra.

 

La repoblación por repartimientos (segunda mitad del siglo XIII). El sistema de repartimientos fue aplicado al valle del Guadalquivir y al litoral levantino. Cuando se ocupaba una ciudad con su territorio circundante, los bienes se distribuían en función de lo aportado en la conquista, en donadíos.

 

El resultado fue una estructura de grandes latifundios, adquiridos por la nobleza, la Iglesia y las órdenes militares. Los pobladores musulmanes, muy numerosos, en muchos casos permanecieron como colonos; en otros permanecieron huir a Granada o al norte de África.

 

Epígrafes de Historia de 2ª Bachillerato

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo

Comentarios