Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
1 mayo 2013 3 01 /05 /mayo /2013 11:29

 

Tras la desaparición del Imperio romano de Occidente en el año 476 d.C, la unidad política del Mediterráneo, que ya estaba seriamente comprometida por la partición del Imperio por Teodosio, es definitiva.

 

Mientras el Imperio romano de Oriente con capital en Constantinopla (la antigua Bizancio) va a continuar existiendo durante casi mil años más, en el espacio que ocupaban las provincias del Imperio romano de Occidente van a aparecer diferentes reinos bárbaros: Suevos, vándalos, visigodos, anglos, sajones, francos, burgundios... Aquí tenéis un vídeo de la invasión del Imperio romano:

 

 

Esta es la situación en el mapa a mediados del siglo VI:

 

reinos-barbaros.jpg

 

La confusión inicial tras la cáida del Imperio enseguida va a dejar paso a una ocupación mucho más clara. Los francos se instalarán solidamente en la antigua Galia, expulsando a los visigodos al sur de los Pirineos tras la batalla de Vouillé (509) y la anexión de los burgundios tras la batalla de Tolbiac (534).

 

Al otro lado del Canal de La Mancha, los anglos y los sajones se han instalado en Britannia tal y como nos cuenta Beda el Venerable en su Historia Ecclesiastica gentis Anglorum.

 

En Hispania los visigodos formarán un reino con capital en Toledo tras la derrota de Vouillé. La anexión del reino suevo por los visigodos será en el año 585, tras 177 años asentados en Gallaecia.

 

Vemos también a los ostrogodos en Italia y a los vándalos formando reino propio en la antigua provincia romana de África.

 

Pero tras la asimilación del impacto de la caída del Imperio Romano de Occidente, su hermano gemelo, el Imperio romano de Oriente o Imperio bizantino como le llamaremos a partir de ahora, se plantea la reconquista de las provincias occidentales perdidas de la mano del emperador (527-565) Justiniano. Esta es la situación en la que quedará el Mediterráneo tras su intento de recuperar el Imperio de Occidente:

 

mapa-conquistas-de-Justiniano.gif

 

Podemos comprobar en este mapa tan esquemático como tras las conquistas de Justiniano, de la mano de su famoso general Belisario, han desaparecido dos de los principales reinos germánicos: el de los ostrogodos en Italia y el de los vándalos en el norte de África, pasando ahora a ser parte del Imperio bizantino. A estas dos nuevas provincias, el Imperio añade a Bizancio la provincia de Spania en el sureste de Hispania y con capital en Cartagena (Carthago Spartaria).

 

La Edad Media en mapas (I): De la Tetrarquía al fin del Imperio romano de Occidente

 

La Edad Media en mapas (III): De Justiniano a Mahoma

 

Atlas histórico de la Edad Media

Compartir este post

Repost 0
Published by blogtodohistoriaymas - en Historia
Comenta este artículo

Comentarios